Quienes somos

Pedro Conde Soladana para elmunicipio.es: “José Antonio ha sido definido como un “arquetipo”, un modelo de conducta para la Humanidad”

elmunicipio.es entrevista a Pedro Conde Soladana, líder de Falange Española de la JONS Auténtica en los años 70 del pasado siglo XX. Nació en Castronuño, Valladolid, Castilla, España, en 1940. Obrero metalúrgico en  Fasa-Renault de Valladolid, en donde ejerció una gran actividad sindicalista, como afiliado a la “Confederación de Trabajadores Sindicalistas”, de inspiración claramente joseantoniana.

Varias veces detenido, encarcelado y finalmente despedido por defender la Justicia Social desde posiciones falangistas.

Compaginó el trabajo con el estudio del Derecho y la Sociología. Hoy sigue proclamando y difundiendo la ideología que nos legó José Antonio Primo de Rivera desde la fundación de Falange Española en 1933 hasta su fusilamiento en 1936. La Falange de José Antonio dejó de existir el 19 de abril de 1937 con el decreto de Unificación y la condena a muerte de Manuel Hedilla, líder entonces, de Falange Española de las JONS, por oponerse a Franco; el partido único surgido de este decreto, ”Falange Española Tradicionalista y de las JONS” y el posterior ”Movimiento Nacional” no representan a la Falange Auténtica joseantoniana, que pasó a la clandestinidad, recuperando sus siglas con el calificativo de “Auténtica” al comienzo de la llamada “Transición”, siendo Narciso Perales y Pedro Conde Soladana sus lideres más representativos.

elmunicipio.es publica esta entrevista a Pedro Conde Soladana anunciando para muy pronto una segunda parte de la misma, que promete ser tan interesante o más, si cabe, que ésta.

Pedro-Conde-Soladana-FE-JONS-Autentica

Pedro Conde Soladana

elmunicipio.es ¿Por qué dice Vd. que es joseantoniano?

Pedro Conde Soladana. Porque lo mamé y podría asegurar que en mí ha imprimido carácter. Por otro lado, a esta altura de los tiempos de mi vida no sabría ser otra cosa.

Y no es que no haya contrastado con otros pensamientos e ideologías, es que en la comparación me he convencido de que frente a la flaqueza y volatilidad de las ideas humanas está la firmeza berroqueña de las conductas decentes. Por ello, José Antonio ha sido definido como un “arquetipo”, un modelo de conducta para la Humanidad.

elmunicipio.es ¿Qué es ser joseantoniano en el siglo XXI?

Pedro Conde Soladana. Esta pregunta podría considerarse respondida con lo dicho anteriormente; pero añadiré que cuanto más revueltas y convulsas parecen las sociedades apuntando hacia un muy sombrío horizonte, más se reafirma uno en la herencia de la principios. Ser, pues, joseantoniano en siglo XXI es reafirmarse en aquella definición del “hombre como portador de valores eternos”, síntesis de todos esos principios recibidos y asumidos.

elmunicipio.es Cuando Vd. dice publicamente que es seguidor del fundador de Falange Española ¿qué reacciones provoca en los que le escuchan?

Pedro Conde Soladana. Tengo que decir que en un alto porcentaje, que incluye hasta los silenciosos, provoca respeto. El respeto que produce la coherencia, cuando a tanto chaquetero y camisero se le ha visto cambiar de prenda, en todas las ideologías, para converger todos al fin en la plana, pragmática y pedestre ideología del dinero.

Pedro-Conde-Soladana-con-Miguel-Hedilla-y-Jesus-Mencias

De izquierda a derecha. Miguel Hedilla, Jesús Mencias y Pedro Conde Soladana

elmunicipio.es  Si un joven de hoy le pregunta por la doctrina joseantoniana ¿cómo se la explicaría?

Pedro Conde Soladana.  Empezaría por leerle el Testamento; para que comenzara sintiendo un admirado y profundo respeto por esa persona que fue capaz de morir por sus ideas. Le hablaría de los principios éticos y morales sobre los que debe asentarse un pueblo, una nación, que quiera realizar un proyecto permanente de vida en común. ¿Cómo no hablarle de un sistema político con cuya articulación el hombre, todo hombre, pueda sentirse realizado en todas sus facultades y condiciones; en definitiva, la creación de una sociedad de hombres libres en la que no quepa otra “aristocracia que la del trabajo”? Después de explicárselo, le pediría que me diera su opinión sobre ese concepto de “democracia de entidades naturales” en la que electores y elegidos están unidos no por intereses partidistas y partidarios sino por intereses comunes y comunales de municipio, provincia y nación.

En cuanto a la economía, explicarle que el gran y único protagonista del proceso productivo es el factor trabajo y no el capital, mero instrumento, indispensable como medio, pero sólo eso. Decirle que el único dueño de la empresa es el trabajo, factor individual e intrínseco al hombre. Estaríamos hablando, le diría, de un proyecto revolucionario capaz de trastocar los planteamientos y bases económicas de la sociedad mundial. A lo que le seguiría una pregunta: “¿Tú crees que los poderosísimos intereses creados por el ya globalizado y poderosísimo sistema capitalista estaría dispuesto a entregar el testigo?”. Mi respuesta, sin esperar la suya, sería: “Tendrían que haberse vuelto todos santos y arrepentirse de repente”. Así que sólo lo veremos si el sistema capitalista, toda una inmensa burbuja asentada sobre la especulación de los “tiburones” bancarios, revienta un día”. Indicios y circunstancias hay; pero el ente es un gigante y podría arrastrarnos a todos al abismo en su caída.

Le hablaría de una economía basada en la condición del hombre como ser social y comunitario, educado para vivir en comunidad, por lo que el conocido sindicalismo pasa, en la doctrina joseantoniana, de ser una posición y acción reivindicativa, a la acción gestora de la economía que considera al trabajo fuente de producción y por tanto propietario comunal de la empresa.

elmunicipio.es Y a un asalariado o a un autónomo o a un pequeño empresario o a un funcionario o a un parado o a un pensionista ¿cómo les presentaría las ideas joseantonianas para captar su interés?

 

Pedro Conde Soladana.  La pregunta es todo un reto; porque todos y cada uno de esos individuos en la condición expuesta en la pregunta, están en estos momentos como para escuchar doctrinas que rozan la utopía.

Intentaré responder presuponiendo en cada uno de ellos un estado de ánimo como para atenderme.

A un asalariado: Que en una economía nacional y sindicalista, él sería dueño en su parte alícuota de la empresa.

A un autónomo: Que ya representa la célula básica de esa futura economía.

A un pequeño empresario: Que no olvide que los hombres y mujeres que forman su modesta plantilla deben ser la mina de valores de donde saque a su vez el valor de la empresa; que, como toda mina, puede tener su pequeña ganga humana, que no dude en tirarla a la escombrera. Una empresa, grande o pequeña, es un proyecto económico colectivo que exige la calidad y preparación máxima de sus miembros.

A un funcionario: Que es un auténtico servidor del pueblo –no ese que vive en la retórica de todo politicastro-. Que debe sentirse orgulloso de serlo y el pueblo se lo reconocerá y agradecerá.

A un parado (contra su voluntad y buen hacer): Que en una economía comunitaria y sindicalista, esa condición sería excepcional. Y en todo caso, la comunidad, la nación respondería siempre por él en esa situación, que habría de ser siempre transitoria.

A un pensionista: Que recibiría su prestación, garantizada, en proporción a lo que hubiera cotizado y siempre lo suficiente para acabar sus días con dignidad.

Entiéndase que una economía comunitaria no es una economía comunista en la que todos los individuos son considerados iguales aunque sean distintos en valores y aportaciones. Ya lo decían los obreros en aquel paraíso comunista cacareado por sus corifeos occidentales, los de este lado de aquel muro, aquella URRS: “Me engañarán en el salario pero no en el trabajo”. Qué inmensa estafa histórica la del comunismo al proletariado universal.

Camaradas-FE-JONS-Auténtica-con-Pedro-Conde-Soladana

Pedro Conde Soladana con camaradas de Falange Española de las JONS (Auténtica)

elmunicipio.es Vd. fue líder de Falange Española de las JONS (Auténtica) en los años 70 del siglo pasado ¿nos podría decir en pocas palabra qué significó esa organización en la transición española? ¿Por qué no fue viable?

Pedro Conde Soladana. Un intento de llegar a las raíces más profundas de la auténtica España y ponerla, unida, en el lugar que le corresponde por su gran Historia. Un empeño por hacer valer aquello de que “ser español es una de las cosas serias que se pueden ser en el mundo”.

¿Por qué fracasó? Son muchas las causas: incomprensión, demasiada historia espuria sobre nuestras espaldas, desánimo para llevar a cabo un proyecto tan gigantesco, la novedad de un cambio político, la tan cacareada democracia liberal-capitalista, un descrédito ajeno a nuestras responsabilidades, una ciudadanía que creía que  todo eso se había aplicado en la dictadura, etc., etc. Aquel descrédito fomentado por unas izquierdas de aluvión, dominadas por los nuevos profetas del paraíso marxista, peritos en demagogias. De las derechas qué decir; como siempre braceando en el mar de la ambición y los intereses económicos, con su falta de sentido de Estado como se ha podido comprobar una vez más y ahora. ¿Adónde podríamos llegar así, nosotros, unos jóvenes inexpertos, a los que nos arrebataba más el ideal que el freno que debía ponernos la razón del momento?

elmunicipio.es ¿Cuáles son los obstáculos principales que tienen hoy los joseantonianos para mostrar sus ideas a la sociedad y ser escuchados? ¿Cómo deberían presentarse?

Pedro Conde Soladana. ¿Presentarse? Desde luego sin ningún complejo. Nada más hay que mirar alrededor, a derechas e izquierdas para ver quién te puede acomplejar. La metástasis de la corrupción los invade a todos. ¡Pues solo faltaba! Presentarse de manera inmediata como ciudadanos decentes, como españoles hasta la médula, sin pelos en la lengua. Y del futuro ya hablaríamos.

Sin embargo los obstáculos son muchos. A destacar: la vieja incomprensión, la propuesta ideológica que roza la utopía para una sociedad de pensamiento plano y satisfacción pancista, obnubilada por el capitalismo que no ve más allá de los beneficios materialistas e inmediatos…Sumemos a ello lo dicho más arriba: el descrédito heredado de arribistas y logreros y, por qué no decirlo, de más de un canalla vestido con camisa azul.

¿Cómo encajar, por otro lado, un proyecto ideal que quiere acabar nada más y nada menos con ese gigante que todo lo domina, con poder universal, como es el capitalismo?

Pedro-Conde-Soladana-Falange-Españañola-de-las-JONS-Autentica

Pedro Conde Soladana

elmunicipio.es ¿Quiere Vd. añadir alguna cosa más?

Pedro Conde Soladana.  Sí, que sin una cultura vasta y profunda, sin una educación intelectual, ética y moral de la sociedad, un proyecto de tal calado es muy difícil de comprender y, sobre todo, de poner en marcha. Se trata de un concurso, un compromiso total del pueblo y que ni un solo español, ni una sola inteligencia se pierda por falta de medios económicos. José Antonio dixit.

elmunicipio.es Muchas gracias Pedro, esperamos seguir contando con tu colaboración para dar a conocer la auténtica ideología joseantoniana y su verdadera memoria histórica.

“¿Cómo no hablarle de un sistema político con cuya articulación el hombre, todo hombre, pueda sentirse realizado en todas sus facultades y condiciones; en definitiva, la creación de una sociedad de hombres libres en la que no quepa otra “aristocracia que la del trabajo”? Después de explicárselo, le pediría que me diera su opinión sobre ese concepto de “democracia de entidades naturales” en la que electores y elegidos están unidos no por intereses partidistas y partidarios sino por intereses comunes y comunales de municipio, provincia y nación”. Pedro Conde Soladana.